fbpx
Alimentación saludable durante el aislamiento
Consejos

6 consejos para mantener una alimentación saludable durante el aislamiento

Durante estos días de aislamiento en los que nos vemos obligados a permanecer en casa y salir solamente para comprar lo imprescindible (artículos de farmacia y compra de primera necesidad) tenemos que procurar mantener una alimentación lo más saludable posible, así como hacer ejercicio en casa para mantenernos activos. Esta última parte es importante aunque antes no hicieras ejercicio puesto que antes, de una u otra forma, hacías algo más de movimiento: ir al trabajo, llevar a los niños al cole, ir a comprar con calma y tiempo…ahora todo eso se ha visto reducido a ir del salón a la cocina y luego a la habitación y bajar 1 vez al día, si eso.

No solo es eso, anímicamente este aislamiento puede ser impactante y es por eso que necesitamos que nuestro estado de ánimo sea lo más positivo posible, que nuestro nivel de energía no decaiga y que nos adaptemos a los nuevos hábitos de vida de la mejor forma. Para conseguir esto, te dejo estos 6 consejos que te ayudarán a mantener esos niveles de energía llenos gracias a una alimentación saludable durante tu aislamiento.

6 consejos de alimentación saludable durante el aislamiento

1- PLANIFICA TUS COMIDAS

Hay una cosa que esta cuarentena nos ha dado y es TIEMPO, eso que siempre nos quejamos que nos falta y la principal excusa por la que muchas veces las comidas son un desastre. Ahora, en ese tiempo que ocupabas en ir a la ofi, siéntate con un Excel o una hoja de papel delante y planifica tu semana. Recuerda que, además, si tienes niños en casa puede ser el momento perfecto para empezar a educarles en alimentación saludable y que empiecen a ser conscientes de lo que comen, lo que está mejor y lo que está peor, así como participar en el desarrollo de las recetas. Otra cosa que nos ha dejado la cuarentena, más tiempo de calidad en familia. Aquí te dejo un descargable para que organices tu menú.

Descargable menú saludable
Descargable – Menú semanal aislamiento saludable

2- HAZ LA LISTA DE LA COMPRA

Teniendo claro el menú, podrás hacer una lista de la compra concisa que haga que además de pasar poco tiempo en el súper, priorices esos alimentos saludables y de primera necesidad para tu menú y el de tu familia. En primer lugar toma nota de los frescos, luego congelados y, por último, conservas. Intenta evitar demasiados ultraprocesados, si bien es cierto que ahora todo el ocio se ha visto reducido a, tal vez, la pizza del viernes, procura que no sea algo que se haga todos los días. En este caso, puedes hacer ‘comidas divertidas’ con ingredientes saludables: fajitas mexicanas integrales de pollo y verduras con guacamole casero, tu propia base de pizza con harina de espelta, palomitas caseras, brownie casero…Como se suele decir:

Lo que no se compra, no se come

Elabora una lista de la compra
Elabora una lista de la compra

3- APROVECHA LA DESPENSA

No te dejes llevar por el caos y el ansia, en principio no se habla de desabastecimiento, por lo que se puede y se debe comprar con normalidad. Muchas veces tenemos la despensa llena de cosas a las que nunca damos salida. Éste es el momento de hacerlo. Haz un repaso a lo que tienes en la cocina, de paso la ordenas, y utiliza aquellas cosas que compraste hace tiempo y nunca has llegado a usar. Dale salida a esos alimentos que tienes al borde de caducar, por que ahora, más que nunca, es tiempo de ZEROWASTE y de aprovechamiento.

Revisa tu despensa y sácale provecho
Revisa tu despensa y sácale provecho

4- ABURRIMIENTO VS HAMBRE

Puede que en este largo aislamiento, y muy a pesar de todas las actividades que se están proponiendo en las redes, sientas que comes por aburrimiento. Intenta detener ese impulso, bebe agua cuando sientas ganas de levantarte a por chocolate, prueba hacer 10 sentadillas cada vez que tengas esa sensación y, en el caso de que sea realmente hambre, prioriza fruta, hummus con zanahoria, rollitos de jamón o cualquier otro snack saludable antes de doritos, patatas, picos o chocolate. ¿Por qué? por que además de no ser lo mejor para tu organismo, cuando comes con ansiedad y comes, la calmas de forma momentánea, generando cansancio y sensación de culpabilidad posterior que generarán más ansiedad.

¡No te aburras!
¡No te aburras!

5- HAZ EJERCICIO A DIARIO

Teniendo en cuenta, por supuesto, las limitaciones de espacio que tengas intenta moverte todo lo que puedas. 30′ de ejercicio diario, que antes no podías hacer, ahora puede ser ese tiempo que usabas para volver de la ofi o para volver de recoger a los niños. De hecho, otra excusa perfecta para involucrarles en una actividad conjunta y en un hábito de vida saludable puede ser hacer rutinas de ejercicios en familia. Muchas páginas y perfiles de Instagram están ofreciendo clases gratuitas de fitness, yoga, entrenamiento personal, así como cientos de vídeos en Youtube que puedes ponerte en la tele y aprovechar para mover el body. Recuerda que ahora estamos más parados que antes y cualquier tipo de actividad que nos mantenga activos será mejor que estar 15 (o los días que sean) de la silla a la cama y de la cama al sofá.

Haz todo el ejercicio que te sea posible
Haz todo el ejercicio que te sea posible

6- OPTIMISMO

Son días duros, queda mucho por delante y lo mejor es afrontarlo con optimismo, con buen humor, permitiéndonos nuestros altibajos, que serán normales, pero siendo conscientes de que todo esto va a acabar y que con empatía, optimismo y solidaridad conseguiremos pasarlo de la mejor forma posible.

Tómatelo con optimismo
Tómatelo con optimismo

¡A por todas!

Yummylulicious

yummyluli

¡Hola! soy Luli y en esta web te enseñaré mis recetas saludables, ideas de cocina creativa y recomendaciones de restaurantes. También doy talleres y cursos de cocina, ¿cocinamos?

28 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *